Artículos de Yoga Yoga Blog

10 razones por las que el Yoga te hará reenamorarte de la naturaleza!

yoguis-yoga-yogini-yogalove-medioambiente-planetearth-naturaleza

Yoga by Charo – Sunsets & Bubbles – 08/06/17

El yoga contribuye intensamente a despertar una sensibilidad especial para apreciar muchas muchas cosas que anteriormente podrían pasarte bastante desapercibidas o que simplemente dabas por hecho… Y desde luego la apreciación de la grandiosidad de la naturaleza, el planeta y el universo es por descontado una de ellas! : )

Este mes estamos de celebración y por triplicado! Se celebra la llegada del Solsticio de Verano, se celebra igualmente el Día Mundial del Medio Ambiente y además el Día Internacional del Yoga. Me han parecido tres buenísimas excusas para escribir una entrada del blog sobre las razones por las que el yoga te ayuda a enamorarte locamente de la naturaleza, aquí van! : )

1- Sentido de integridad y respeto al entorno: AHIMSA
Entre los Yamas y Niyamas -el mapa de carretera que pone de relieve el yoga sobre la toma de conciencia de valores y ética del yogui-, se encuentra AHIMSA.
Ahimsa viene a ofrecernos uno de los grandes pilares del Yoga: La práctica de amor incondicional universal, a todos los seres, a todas las cosas (no dañar a nada ni a nadie).
Parece un concepto de lo más hippie flower power, pero tiene muchísimo sentido… Respondamos a la pregunta: Qué es el amor en el sentido más amplio de la palabra? Podríamos decir que es conexión, buenos sentimientos, buenas sensaciones, respeto, dicha, altruismo…
Y qué es lo contrario al amor? Podríamos decir es miedo, sufrimiento, egoísmo, soledad, desconexión, aislamiento…

No cuidar al planeta trae una serie ilimitada de catástrofes y sufrimiento para las plantas, para los animales y para nosotros los humanos…
Por contra, aprender a amar el planeta donde habitamos, respetarlo, cuidarlo, mimarlo… es algo que nos hace sentir bien, en conexión, en armonía, vivos, plenos y disfrutar cada día de la suerte de vivir donde lo hacemos!

2- Gratitud y satisfacción: SANTOSA
Hemos hablado de un yama, ahora nos movemos hacia un niyama, SANTOSA. Para mi, otro de los grandes pilares del yoga: La práctica de gratitud.
Veamos un par de ejemplos: La naturaleza va buscando su propio equilibrio y lo hace a base de fenómenos naturales entre otros mecanismos… Así pues, si hace viento, en lugar de enfadarte por despeinarte, o como me pasó hace poco en Tarifa, porque se te vuelen las gafas, cambiar tu percepción sobre el hecho y obsérvalo como una fuerza grandiosa y mágica de la naturaleza. Si llueve, en lugar de pensar, “otro triste día gris” puedes pensar “qué bien huele la lluvia“, porque la verdad es que huele genial, limpia el ambiente, nos da reservas de agua y también puedes calzarte las botas de agua y saltar algunos charcos!
Aprender a ver el vaso medio lleno en lugar de medio vacío y a apreciar lo que tenemos es la enseñanza básica de Santosa.


3- Conexión con las raíces: Madre Tierra – Gaia 

Hacernos conscientes de la inmensa grandiosidad del planeta donde habitamos nos hace tener una perspectiva muy diferente sobre el mismo, nos sentimos agradecidos de vivir en él, de formar parte de él, de la armonía y conexión con él.
La montaña de tu pueblo que has visto 1000 veces, de pronto no es un simple peñasco, sino que es el resultado de la evolución de un planeta enorme, que está vivo, que se mueve, que se desplaza.
El cielo no es más, el telón de fondo que tiene tu ciudad cada día, a veces más azul, a veces más lleno de nubes… El cielo es una capa atmosférica super potente y preciosa que es nuestra gran ventana al universo. En ella se genera el efecto óptico del color azul debido a la entrada de los rayos del sol en conexión con los gases atmosféricos.
El planeta nos da un lugar muy mágico dónde habitar, y desde esa perspectiva podemos sentir a la Tierra, como la Madre Tierra que es : )

4- Apreciar los pequeños grandes detalles: Mindfulness
Como vamos por la vida como vamos, con las prisas, el piloto automático, sin parar… Pareciese que miramos, pero no vemos! Miramos al mar, pero no vemos la vasta preciosidad azul equilibrada por la luna que tenemos ante nuestros ojos. Miramos una flor, y como las vemos por todas partes, no nos paramos a verla de cerca y apreciar los detalles tan preciosos y tallados que la componen… Damos por hecho que el sol sale cada día y se pone cada noche. A veces nos quejamos de que da muy fuerte, otras de que no se deja ver lo suficiente (depende de en qué parte del planeta nos encontremos), no nos da por apreciar la estrella brillante y asombrosa que hace de centro de nuestro sistema solar.
Observar el mundo desde unos ojos menos “picardeados” y más nuevos, nos hace redescubrir muchas cosas maravillosas a nuestro alrededor.

5- Incremento de la sensibilidad hacia todo y todos: Una conciencia, unión y armonía
El yoga nos habla de unión y conexión, cuando te das cuenta de que todos y todo estamos unidos, cuando te das cuenta que tu cuerpo se forma de materia y energía, exactamente igual que el cuerpo de cada persona, animal y planta que habita este planeta. Entonces puedes dejar de ver el medio ambiente y la naturaleza como algo ajeno a ti, lo comienzas a ver como algo que forma parte de ti. Igual que no te dañarías a ti mismo ni a tus seres queridos, también tendrás la conciencia de no querer dañar ninguna otra cosa o ser vivo.

6- Adoración al astro sol: Surya Namaskar – Saludos al Sol
En yoga siempre saludamos al astro sol y le agradecemos su luz, su calor y la vida que nos aporta, si la Tierra es la madre, podríamos decir definitivamente que el Sol es el padre ; )

7- Respirar aire, respiración consciente: Pranayama
Otras de las áreas de nuestra vida sobre la que el yoga nos hace ir del piloto automático a la conciencia es la respiración. Redescubrir la respiración es como de pronto tener un super poder al alcance de tu mano. Es una pasada la de cosas que una respiración consciente puede hacer, ayudarte a calmar el sistema nervioso, y por extensión a calmarte en tu totalidad, ayudarte a aliviar dolores, ayudarte a concentrarte… En ese sentido, el aire a tu alrededor cobra una nueva total dimensión, querrás respirar aire puro y no contaminado y te preocuparás por buscar estos lugares en la naturaleza y aportar tu granito de arena para promover la no contaminación.

8- La importancia de ser consecuente: Tomar responsabilidad, cada acto por pequeño que sea cuenta.
El punto anterior me sirvió como introducción perfecta a este punto “aportar tu granito de arena“: Cada pequeño acto cuenta. Tú eres un ser vivo. Tú formas parte de tu casa. Tú formas parte de tu comunidad. Tú formas parte de tu región, de tu país, del continente donde vives, del planeta. Tú formas parte del sistema solar. Tú formas parte del universo. Exactamente igual que las microcéculas de tu organismo formar parte de ti.
Así que sí, tu actuación cuenta, tu energía cuenta, tus pensamientos cuentan.
Si cada uno de nosotros tomamos responsabilidad por el planeta que habitamos, recogemos nuestra basura, a veces incluso la de otros (si te encuentras algo tirado en la playa que alguien más inconsciente ha dejado ahí), si no matas a la hormiguita de turno que se ha colado en el salón, sino que la intentas sacar a la terraza; si reciclas lo que usas; si ves una flor y te quedas maravillado de su grandiosidad… Todo ello cuenta, todo ello ayuda.

9- Aceptación y rendición: Ishvara Pranidhana
Entender y aceptar un orden más universal de las cosas, hay cosas que no dependen de nosotros directamente y eso ESTÁ BIEN! Tal y como mencionábamos en el punto anterior, formamos parte de un mega-sistema, imaginaros el nivel de armonía y funcionamiento que tiene todo, para que todo fluya como fluye, todo se equilibre, los días, las noches, las estaciones, las mareas, los ciclos hormonales… La frase “la naturaleza es sabia” no es moco de pavo, es muy cierta! Así que a nosotros los humanos a veces nos haría falta un poquito de fluir más con el equilibrio de la naturaleza y el universo, e ir menos a contra corriente con nuestro piloto automático…


10- Empatía y Altruísmo: Karma Yoga
Una de las ramas de yoga clásico es Karma Yoga, es el camino al despertar de la conciencia, al despertar espiritual a través de la acción altruista. Grandes Karma Yoguis de la historia fueron María Teresa de Calcuta, Gandhi, Mandela, Jesús de Nazaret… No es necesario ser beatificados para poder aplicar karma yoga… Cuidar y respetar al resto de habitantes del planeta, cuidar y respetar la naturaleza, cuidar y respetar los animales, cuidar y respetar el planeta.

El planeta mola un huevo! Somos unos suertudos & a veces nos hace falta parar un momentito, ver un atardecer y recordarnos a nosotros mismos cuan afortunados somos… ; ) 

You Might Also Like