Come, Rie, Ama Recetas e Ideas

DE YOGA Y VEGANEO: CREMA DE CALABAZA Y GRANADA

crema-calabaza-vegana

Sunsets & Bubbles – Yoga by Charo – La Veganería del Sur – 04/11/17

Post planeado y co-creado con mucho cariño con La Veganería del Sur

CREMA DE CALABAZA CON SEMILLAS Y GRANADA
(Receta + Ingredientes y sus propiedades)

 

Cuando empieza el fresquito y las primeras lluvias, lo primero que apetece es una crema calentita. Sentirla llenando nuestra boca, pasar lentamente por nuestro esófago y llegar a nuestro estómago, calentándolo al instante…Mmmmm.

Una crema de calabaza es perfecta. Y para llenar esa cucharada de una explosión de texturas y sabores que contrasten con su suavidad os proponemos semillas, el caviar dulce y delicioso que es la granada y algunos ingredientes más especialmente nutritivos.

Una receta facilísima y que podéis variar a vuestro antojo: hay tantas recetas de cremas como personas 😀

Ingredientes:

300gr de calabaza (del tipo que queráis, nosotras hemos usado la variedad cacahuete)

1 zanahoria

1/2 puerro

Un chorrito de aceite de oliva virgen extra

Granada

Pipas de calabaza

Semillas de lino dorado

Sal de kalanamak (o en su defecto, sal gorda al gusto)

Levadura nutricional en copos

Preparación: Cortamos la calabaza en rodajas y le quitamos la corteza con el cuchillo. La cortamos en dados, al igual que la zanahoria una vez pelada y el puerro.

Los cocinamos al vapor durante 3-4 minutos (si no tenéis una olla para hacer al vapor, podéis hervir en un cazo con agua hasta que estén tiernos, aunque os recomendamos cocinar al vapor si queréis que los alimentos preserven los nutrientes y todo su sabor, se nota muchísimo la diferencia! Se puede cocinar al vapor poniendo los ingredientes en un colador dentro de una ola con unos dedos de agua, dejando hervir unos minutos tapada para que no se escape el vapor).

Una vez tiernos, vertimos todos los ingredientes en un bol y trituramos con la batidora, añadiendo lentamente y en la medida que queramos el agua con el que se han cocinado hasta dejar la densidad y textura que más nos guste.

Servir con un chorrito de aceite de oliva virgen extra por encima, granos de granada, pipas de calabaza y semillas de lino tostadas al gusto, unos granos de sal de kalanamak y levadura nutricional espolvoreada.

Al comerla, estos ingredientes crujirán, se mezclarán y se fundirán en la boca junto con la crema de calabaza caliente…Ñaaaam!

Ingredientes adicionales/opcionales: Como comentábamos hay infinidad de recetas de la crema de calabaza, y la que os proponemos es una, pero se le pueden quitar y añadir ingredientes a vuestro antojo. La zanahoria y el puerro, de hecho, son opcionales, ya que podéis hacer una crema de calabaza sólo con calabaza…Y además podéis añadir:
- Patata (se haría al vapor junto con el resto de ingredientes hasta que estuviera blandita, y le daría más cuerpo e hidratos a la crema de calabaza).

– Cubitos de pan tostado, pipas de girasol, semillas de cáñamo peladas… Tropezones extra hay miles :D.
- Chorrito de salsa de soja por encima una vez servida la crema, para contrastar con el dulzor de la crema.

 

Qué hacer con las semillas de calabaza: Nos encanta aprovechar todo lo que podamos de los alimentos, por ello, os porponemos que sequéis las semillas de vuestra calabaza al sol sobre papel de cocina (por ejemplo) durante unos días. Se pueden tomar perfectamente crudas (podéis activarlas para aprovechar sus nutrientes al máximo poniéndolas en remojo en agua media hora antes de coméroslas) o si queréis una versión más sabrosa y convencional, podéis tostarlas al horno a baja temperatura, o freirlas con sal también a baja temperatura para que no se os quemen.

Algunas propiedades de los alimentos de esta receta:

CALABAZA: Las calabazas son alimentos antioxidantes. Los antioxidantes permiten la neutralización de los radicales libres, causantes de numerosas enfermedades por degeneración delas células. Es rica en carotenos (se encuentran en verduras y frutas con colores amarillentos), beneficiosos contra le cáncer, contra el cancer y la hiperplasia de próstata. También es beneficiosa para la vista (contra la degeneración de la retina) y el oído. Esta verdura es igualmente rica en cumarinas, con propiedades antioxidantes, en vitamina C y en ácido fólico. El consumo habitual de calabaza ayuda a prevenir la retención de líquidos.

PUERRO: Contiene selenio (ayuda a fortalecer las defensas), es bueno para la digestión y, junto con la cebolla y el ajo, es un buen antibiótico natural. Su riqueza en zinc lo convierte en adecuado contra varices y hemorroides (resulta muy bueno para la circulación). Su contenido en mucílagos nos ayudará contra el estreñimiento y a aumentar nuestra flora intestinal. El puerro es un buen diurético

ZANAHORIA: Es una raíz comestible muy riza en fibra y antioxidantes, como lo suelen ser todos los alimentos de color anaranjado. Es beneficiosa para la piel, la vista y la formación de los huesos (gracias a la vitamina A, resultado de la transformación de los betacarotenos por parte de nuestro hígado). Se recomienda comerla combinada con grasas (aceite de oliva virgen extra, nueces y/o aguacates) porque ayuda a la absorción de dichos betacarotenos.

ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA: Se trata de un alimento que tiene un gran poder antioxidante. Es más saludable que otros aceites vegetales porque su proceso de obtención no es mediante el refinado y no contiene ácidos grasos “trans” (grasa hidrogenada responsable de la formación de colesterol).

GRANADA: Fruta con gran poder antioxidante. Destaca su contenido en vitamina A (ayuda a la regeneración de tejidos y musosas) y vitamina C (ayuda a la cicatrización). Al ser rica en alcaloides, se ha utilizado tradicionalmente para eliminar parásitos intestinales.

SEMILLAS DE CALABAZA: Estas pipas son de las mejores fuentes de selenio, zinc y magnesio. Destaca su aporte en vitaminas del grupo B (excepto la B12), potasio, fósforo y calcio. Son ricas en grasas salkudables (omega 3 y 6) y tiene propiedades antiinflamatorias y contra la artritis, además de beneficiosas para la circulación y el corazón.

SEMILLAS DE LINO: Consideradas superalimentos, se trata de granos que poseen un alto contenido en omega 3 (para absorberlo es mejor tomar estas semillas molidas) y buenísima para estimular el tránsito intestinal por su alto con tenido en fibra (para ello se debe dejar media hora en agua, previamente, hasta que formen mucílagos). Es, además, muy adecuada para el cuidado de la piel: se aplican cataplasmas de lino molido o aceite de linaza en la piel contra los forúnculos, eccemas, psoriasis y quemaduras. Consumidas diariamente, ejercen un efecto antiinflamatorio, antioxidante y regulador.

SAL DE KALANAMAK: Tipo de sal volcánica que debe su color a su contenido en hierro, azufre y magnesio. Se utiliza mucho en la cocina vegana para aportar un sabor que recuerda al huevo a los platos. Tiene un bajo contenido en sodio, por lo que es recomendable para hipertensos. Es beneficiosa para la vista y recomendable contra la pérdida de cabello.

LEVADURA NUTRICIONAL: Alimento utilizado como complemento nutricional y condimento muy rico en proteínas y en vitaminas del grupo B, en especial en ácido fólico (B9). Se diferencia de la levadura de cerveza porque su proceso de elaboración es diferente y no contiene ni sulfitos ni lúpulo, por lo que es más saludable, aunque sus propiedades, por lo demás, son muy parecidas.

Que lo disfrutéis! Y recordad que podéis seguir todas nuestras recetas y consejos de Yoga y Veganeo a través de nuestras redes sociales:

La Veganería del Sur

Yoga by Charo

Fotografía: La Veganería del Sur

You Might Also Like