Come, Rie, Ama Recetas e Ideas

DE YOGA Y VEGANEO: WOK DE SEITÁN AL JENGIBRE CON BRÓCOLI

Sunsets & Bubbles – Yoga by Charo – La Veganería del Sur – 04/11/17

Post planeado y co-creado con mucho cariño con La Veganería del Sur

WOK DE SEITÁN AL JENGIBRE CON BRÓCOLI
(Receta + Ingredientes y sus propiedades)

Esta receta os hará sacar la versión más crujiente y jugosa de sus ingredientes. Las texturas que ofrece el wok (o, si no disponéis de uno, una sartén muy caliente) nos encantan.

Cocinar muy poquito tiempo a alta temperatura cada ingrediente por separado, aunque más laborioso que cocinar todo a la vez, vale muchísimo la pena, pues conseguirás un plato con olores y sabores muy potentes juntos, pero no revueltos.

Al masticar este guiso irán crujiendo y explotando los sabores del brócoli, el seitán y el jengibre en tu boca…Un gustazo!

El uso de mantequilla/aceite de coco en vez del aceite de girasol u oliva acostumbrados le cambiará el sabor y el aroma y le dará un toque asiático, y además es más saludable (el aceite de coco para cocinar resiste mejor las altas temperaturas sin generar partículas cancerígenas y generadoras de problemas cardiovasculares).

 

Ingredientes:

100gr seitán (u otra carne vegetal; nosotras hemos utilizado los pinchos de seitán de la Veganería del Sur)
3 cucharadas de mantequilla de coco (orgánica, a ser posible)

100gr de brócoli

2 dientes de ajo

5cm de jengibre

½ cebolla
1 cucharada de aceite de sésamo

1 cucharada de semillas de sésamo tostadas

Preparación:

Se corta el seitán en lonchas finas. Se calienta el wok (o la sartén) con una cucharada de aceite de coco hasta que esté casi humeante, se saltea el seitán durante un minuto y se pasa a un cuenco.

Se corta el brócoli en arbolitos pequeños y se hace al vapor durante 3 minutos (si no dispones de una olla al vapor puedes hervirlos hasta que estén tiernos).

Después, se sofríe en el wok caliente con otra cucharada de aceite de coco junto con los ajos picados durante 1 minuto. Reservamos.

Repetimos la operación con el jengibre, previamente cortado en finas tiras como cerillas: lo salteamos durante 30 segundos en el wok caliente con la última cucharada de aceite de coco.

Entonces, vertimos todos los demás ingredientes cocinados en el wok y se calienta, removiendo, durante otro minuto.

Finalmente, se sirve con un chorreón de aceite de sésamo y las semillas de sésamo por encima.

Infusiones de jengibre: Esta raíz, que crece de forma natural en países tropicales y se cultiva en muchos países cálidos (de hecho podéis cultivarlo fácilmente en casa), tiene propiedades digestivas y ayuda a combatir las náuseas, especialmente durante el embarazo. Si lo tomas después de la comida, te ayudará a hacer la digestión y evitará gases. Quítale la piel, ralla una cantidad suficiente para cubrir la base de un vaso y añádele agua muy caliente.

Algunas propiedades de los alimentos de esta receta:

SEITÁN: Carne vegetal a base de trigo (no apto para celíacos) con muchas proteínas y perfecto sustituto de la carne animal. Además de ser una alternativa ética a la carne, es una opción más saludable y ecológica.

BRÓCOLI: Verdura de la familia de las crucíferas que tiene propiedades anticancerígenas (aporta glucosinolatos) y con alto contenido en ácido fólico, magnesio, vitaminas A y C y fibra.

CEBOLLA: Al contener aliina resulta muy buena para la salud cardiovascular. Es también antiinflamatoria, diurética y constituye un buen antibiótico natural. Por todo ello, resulta muy beneficiosa contra los problemas respiratorios. Es recomendable que comamos, cebolla cruda, de vez en cuando, en las ensaladas, ya que es la forma en la que mantiene todas sus propiedades nutricionales y medicinales.

JENGIBRE: Como comentábamos antes, el jengibre es muy buen digestivo, ayuda a combatir las naúseas (es especialmente recomendable en los embarazos) y evita la formación de gases.

AJO: Es muy rico en vitaminas B6 y C. El ajo se usa como planta medicinal desde 2500 a.C en el antiguo Egipto. Es un potente antibiótico y bactericida natural y su ingesta machacado y crudo ayuda a mantenernos sanos (podemos comerlo crudo en una ajonesa o una ensalada de pimientos rojos, por ejemplo). Comparte algunas propiedades con las cebollas: mejora la circulación sanguínea y la hipertensión. Además, aumenta el colesterol bueno y disminuye el malo.

ACEITE DE COCO: Como hemos comentado previamente, el aceite es más saludable que otros aceites para la cocina a altas temperaturas, puesto que no produce tantas toxinas como otros aceites o grasas. Pero, además, tiene muchas posibles aplicaciones fuera de la cocina que son beneficiosas: es muy bueno para la hidratación de la piel y el cabello (y aunque se vendan todo tipo de productos de cosmética con preparados de aceite de coco, podéis utilizarlo tal cual lo compráis en su forma natural).

ACEITE DE SÉSAMO: Debido a su alto contenido en omega 6 y omega 9, el aceite de sésamo resulta muy beneficioso para el cuidado de la salud del corazón ylas arterias, y para combatir la hipertensión y el colesterol. Dichos ácidos grasos tienes propiedades antiionflamatorias y analgésicas. Os recomendamos añadirlo a vuestra dieta, tomándolo en frío echando un chorreoón sobre ensaladas o pastas.

SEMILLAS DE SÉSAMO: Mismas propiedades para las semillas que para el aceite, ya que éste se consigue mediante la prensa de las semillas en frío (no todos los aceites se elaboran de esta manera, así que os recomendamos que compréis uno que no sea refinado).
 

Que lo disfrutéis! Y recordad que podéis seguir todas nuestras recetas y consejos de Yoga y Veganeo a través de nuestras redes sociales:

La Veganería del Sur

Yoga by Charo

Fotografía: La Veganería del Sur

You Might Also Like